Roosevelt Cottage, el primer edificio del Pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Finlandia

Roosevelt Cottage, el primer edificio del Pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Finlandia

Roosevelt Cottage, el primer edificio del Pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Finlandia

Roosevelt Cottage, el primer edificio del Pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Finlandia

Roosevelt Cottage, el primer edificio del Pueblo de Papá Noel en Rovaniemi, Finlandia

El Pueblo de Papá Noel, ubicado en el Círculo Polar Ártico en Rovaniemi, en la Laponia finlandesa, es hoy uno de los principales destinos turísticos de Finlandia y del norte de Europa. En el centro del bullicioso pueblo hay una cabaña pequeña y única que alberga una exposición sobre la historia del turismo en el Círculo Polar Ártico. Pero, ¿conoces la increíble historia de la cabaña en sí?

 

Cabaña Roosevelt durante la primavera de 2020.

Rovaniemi, quemada durante la guerra en 1944, recibe ayuda para su reconstrucción de parte de las Naciones Unidas.  

La historia comienza después de la Segunda Guerra Mundial. Rovaniemi sufrió mucho durante la guerra. En octubre de 1944 la población civil de Rovaniemi fue evacuada, pero la ciudad fue incendiada por el ejército alemán en retirada y ardió hasta los cimientos. Más del 90% de los edificios fueron destruidos, y la ciudad y la región circundante se llenaron de minas terrestres que los alemanes iban colocando mientras huían.

Rovaniemi, incendiado por el ejército alemán en octubre de 1944. © SA-kuva.

La reconstrucción de Rovaniemi en la posguerra fue una tarea muy lenta y difícil, ya que el norte de Finlandia carecía de materiales de construcción y su población no tenía una nutrición adecuada durante la última mitad de la década de 1940. Por lo tanto, Rovaniemi y la Gran Laponia fueron de los primeros en beneficiarse de la ayuda que la Administración de Ayuda y Rehabilitación de las Naciones Unidas (UNRRA), el predecesor del actual UNICEF, proporcionó a la Finlandia de la posguerra.

El alma y embajadora de buena voluntad del UNRRA, Roosevelt, desea cruzar el Círculo Polar Ártico en Rovaniemi

La Primera Dama Eleanor Roosevelt, viuda de Franklin D. Roosevelt, presidente de los Estados Unidos de 1933 a 1945, era ampliamente conocida como “el alma” de la UNRRA. La Sra. Roosevelt, una activista de renombre mundial famosa por su humanitarismo, decidió visitar Rovaniemi durante el verano de 1950 para poder supervisar de primera mano el progreso de la reconstrucción de la posguerra. Mientras visitaba la capital de la Laponia finlandesa, la Primera Dama también expresó su deseo de cruzar el Círculo Polar Ártico.

La noticia de su visita pendiente al Círculo Polar Ártico llegó a Rovaniemi solo dos semanas antes de su llegada. Uuno Hannula, el gobernador de Laponia, se enfrentó al desafío de cumplir el deseo de Roosevelt, que no fue insignificante, ya que en ese momento solo había naturaleza silvestre allí donde la carretera nacional cruzaba la línea geofísica del Círculo Polar Ártico. Con solo un par de semanas de margen antes de su visita, los líderes de Rovaniemi se reunieron en el legendario Hotel Pohjanhovi y acordaron construir una cabaña en el Círculo Polar Ártico para celebrar allí la ceremonia de bienvenida a Roosevelt.

Cabaña histórica construida en menos de dos semanas

El alcalde de Rovaniemi, Lauri Kaijalainen, ayudó al gobernador Hannula a coordinar la construcción cuando encontraron un terreno adecuado para una cabaña que bordea la carretera 4 en dirección norte. El terreno fue donado por Eemeli Karinen. Este terreno, en realidad, estaba ubicado a poco más de 100 metros al sur de la ubicación geofísica exacta del Círculo Polar Ártico, ya que la ubicación exacta de la línea en 1950 era un pantano y no era terreno adecuado para ningún tipo de construcción.

La cabaña del Círculo Polar Ártico tuvo que construirse y terminarse en menos de dos semanas. Sin tiempo que perder, la cabina fue diseñada durante una noche por el arquitecto local Ferdinand Salokangas, quien luego pasó el testigo al experimentado equipo de construcción de Jarl Sundquist. Los troncos del edificio se sacaron directamente del río Ounasjoki tan solo ocho días antes de la llegada de la invitada de honor. De acuerdo con las instrucciones, la cantidad de troncos necesarios era “suficiente para construir una casa que pueda albergar un autobús lleno de personas”.

Bajo el liderazgo del maestro constructor Yrjö Kamunen, carpinteros expertos se apresuraron a construir la cabaña, trabajando durante largas jornadas y haciendo turnos dobles. Durante los últimos días de construcción los operarios trabajaron las veinticuatro horas del día, finalizando milagrosamente la cabina en solo una semana y dejando las puertas instaladas justo a tiempo para el aterrizaje del avión de Roosevelt en Rovaniemi.

       Roosevelt Cottage el día de la inauguración, el domingo 11 de junio de 1950. Foto: Aimo A. Tuomi

El domingo 11 de junio de 1950, la cabaña recibió a su distinguida visitante. Era un soleado día de principios del verano y la gente de Rovaniemi recibió a la Primera Dama con el coro local, Lapin Lauluveikot, y un ambiente cálido para este día histórico. La sonriente Sra. Roosevelt también tuvo el honor de enviar la primera postal desde Rovaniemi con el sello del Círculo Polar Ártico, que se dice que fue dirigida a su amigo y entonces presidente Harry S. Truman.

Rouva Roosevelt

Matti Vuoristo, solista del coro local Lapin Lauluveikot, saluda a la Sra. Roosevelt. Foto: Aimo A. Tuomi.

El pueblo de Papá Noel crece alrededor de la cabaña de Roosevelt

Además de brindar esperanza por un día de mañana mejor a la gente de Laponia que vivía en la escasez de la posguerra, la visita de la Sra. Roosevelt también fue de suma importancia para el turismo local. La cabaña de Roosevelt marcó el primer esfuerzo para atraer a un número creciente de visitantes a detenerse en el Círculo Polar Ártico, disfrutar de una taza de café, comprar recuerdos y enviar una postal a casa con el matasellos especial del Círculo Polar Ártico. La cabaña, abierta solo en verano en sus primeros días, recopilaba miles de nombres en sus libros de visitantes cada año.

Los nombres recopilados en los libros de visitantes incluyen no solo a turistas comunes, sino a muchos otros dignatarios, incluido el presidente de los Estados Unidos, Lyndon B. Johnson, el secretario general de la Unión Soviética, Leonid Brezhnev, el presidente yugoslavo, Josip Broz Tito, el príncipe heredero de Suecia, Carl Gustav, el Sha de Irán Mohammad Reza Pahlavi, el presidente senegalés, Léopold Sédar Senghor y la primera ministra israelí, Golda Meir.

Hoy en día, esta cabaña única simboliza no solo la cooperación de Estados Unidos y Finlandia, sino también la idea de que cuando diferentes naciones se apoyan entre sí durante tiempos difíciles, algo hermoso e histórico como el Pueblo de Papá Noel puede surgir de ello, reuniendo a millones de turistas y seguidores de sus medios de comunicación en todo el mundo cada año con su espíritu navideño de cuento de hadas.

***

Vea AQUÍ fotos sobre la historia de la cabaña Roosevelt (galería de imágenes con hechos históricos proporcionados por la ciudad de Rovaniemi).

Haz un recorrido virtual por el interior de la Cabaña Roosevelt: